Puerta principal de la Iglesia de San Dionisio

Así acoge la Iglesia de San Dionisio a los novios: con las puertas (los brazos) abiertas de par en par. Momento que no se podía dejar escapar.